Robots y monstruos

6 Jul

Ayer estuvimos en la exposición “Terror en el laboratorio: de Frankestein al Doctor Moreau” en el Espacio Fundación Telefónica, muy pequeña pero muy bien contada: “El laboratorio como lugar de creación donde el científico, enajenado, juega a ser Dios con resultados terroríficos encarnados en una criatura antropomorfa que puede ser un monstruo, su doble o un autómata.”

Merece la pena leerse cada uno de los paneles, que relacionan los tradicionales conceptos de Adán, Prometeo, Fausto… y mi preferido: el del autómata, como los de von Kempelen, la Olimpia de El hombre de la arena de E.T.A. Hoffmann, La Eva futura de Villiers de L’Isle-Adam, y presentes en la exposición a través de un par de figuras de la María robótica en Metrópolis de Fritz Lang realizadas por Sara Torres, la mujer de Fernando Savater, llegando hasta la inteligencia artificial y la robótica actuales, que también despiertan esos miedos ancestrales de nuevo en el hombre actual.

Curiosamente, hoy tengo noticia a través de Miriam Guardiola en Derecho & Perspectiva, que tenemos ya el primer texto europeo sobre robótica, aún es sólo un informe del Parlamento Europeo sentando las bases de la futura Directiva de Robótica (puedo ver claramente a Asimov dando palmas, esté donde esté). Y no puedo evitar copiar el primer párrafo de la introducción al informe:

Considerando que, desde el monstruo de Frankenstein creado por Mary Shelley al mito clásico de Pigmalión, pasando por el Golem de Praga o el robot de Karel Čapek —que fue quien acuñó el término—, los seres humanos han fantaseado siempre con la posibilidad de construir máquinas inteligentes, sobre todo androides con características humanas […]”

Anuncios

Dragones en La Central

29 Nov

El pasado martes, en La Central de Callao, Ana Griott nos trajo dragones.

Nos los trajo desde la Bibliotheque Municipale Teba Diatta, (Oussouye, Casamance) de Senegal, metidos en un libro muy especial: “El Dragón que se tragó el sol” y envuelto en los cuentos en que se convierten siempre las presentaciones de Ana.

ana_griot-02

En el verano de 2013 Nacho estuvo en la librería Rafael Alberti de Madrid escuchando a Ana Griott presentando el proyecto en el que se había embarcado, recogiendo libros en francés y recaudando fondos para la biblioteca, y ahora cierro el círculo oyéndole cómo le ha ido en estos dos años y medio.

¿Qué ha ocurrido durante este tiempo? Durante el siguiente verano pidieron a los niños de 9 años que trajeran escritos cuentos de su tradición oral, pero lamentablemente no sirvió aquella recogida: los niños no saben escribir en su lengua natal, el diola, sólo lo saben hacer en francés. Así que copiaron historias de los clásicos franceses que les enseñan cuando aprenden a escribir.

Para conseguir recoger los cuentos de la tradición oral, el año siguiente  grabaron a los niños contando sus historias en diola y lo fueron traduciendo desde los distintos dialectos al francés, del francés al español.

ana_griot-06

Pero en realidad no se cuentan cuentos a los niños, los adultos se repiten  sus historias, adaptando a sus tiempos las que oyeron de sus mayores, y los niños no siempre las entienden del todo. Las oyen a hurtadillas, de refilón, mientras juegan, y las interpretan a su manera. Esos son los cuentos que se recogen en este libro, adaptados por Ana Griott para unificar distintas versiones o dar coherencia a las referencias que se nos escapan.

ana_griot-07

Durante el verano, llegan las lluvias  y el trabajo en el arrozal, llevándose a los niños porque no tienen donde dejarlos, con el riesgo de la malaria y las fiebres. En la biblioteca aprovechan para trabajar con esos niños, alejándolos de los arrozales y alfabetizándolos. No se trata de acercarnos desde la prepotencia de Europa para llevarles nuestra cultura, sino de hacer visible la suya. Así han realizado un documental y, con Daniel Trapero, un corto de animación, fruto de los talleres de ilustración que hicieron con los niños durante el verano, creando personajes modulares y articulados. Somos los primeros en ver el corto de animación “pourquoi cours-tu?” ¡Con una moraleja que me ha encantado! No os la cuento, tendréis que verlo.

ana_griot-04

¡Y así acabaron estas historias y dragones dentro del libro que va a ser para Jorge! ¡Que sé  que le gustan!

ana_griot-08

Pintando el tiempo con gel de plata

15 Ago

Después de olvidar que hoy estaba cerrado el Ateneo y conseguir al fin estudiar en la cafetería del Museo de Reina Sofía, decidí que me merecía un regalo. Como había visto que Carlos Osorio nos apuntaba en su web las exposiciones actuales en Madrid (¡gracias, Carlos! vienen estupendamente estos recordatorios) y había unas cuantas sobre fotografía, elegí la de Paul Strand en la Fundación Mapfre y allí me he encontrado –además de con una amabilísima chica en recepción que me ha ayudado con las taquillas para no tener que recorrer las salas con los apuntes a cuestas–, una colección de fotografías que abarca toda la vida Strand, y que incluye la proyección del cortometraje mudo “Manhatta” (no se me ha olvidado una n, lo titularon así por el nombre antiguo de Manhattan: Manna-hata en unami, la lengua de los Lenape, que significa Isla de las muchas colinas) y un par de fragmento de Redes (The Wave, 1936) y de Native Land (1942).

Folleto de la exposición de Strand en la Fundación Mapfre

Folleto de la exposición de Strand en la Fundación Mapfre

Me han impresionado especialmente las fotografías que realizó Strand en Ghana en 1963, en blanco y negro, pero capaz de transmitir todo el colorido de paisajes y telas, no soy capaz de explicar cómo lo logra. Hay que ir a ver la exposición. Al final del recorrido, se puede ver en formato electrónico tres de los libros de fotografías de Strand, entre los que se encuentra el de Ghana: An African Portrait, con texto de Basil Davidson.

En este enlace puedes consultar “Paul Strand y las paradojas de la modernidad americana” un interesante artículo de Vicente Sánchez-Biosca.

En El perro de Picasso, Pablo Ortiz de Zárate nos describe cuales son las 6 claves para entender de Paul Strand.

El dragón del vermú

2 Jun

Perdida en la doma de mi dragón particular, hace ya tiempo que no paseo por Madrid en busca de sus tesoros y dragones. Afortunadamente, estos aparecen cuando y donde menos lo esperas.

Volviendo a casa veo delante de Bodegas Angel Sierra a un par de parejas mirando al cristal de la puerta mientras uno de ellos le explica al resto la historia del dragón del escudo de Madrid. Me fijo en la puerta y ahí está: El escudo con el dragón además del oso y el madroño. ¡No puedo ni contar las veces que habré tomado el vermú –con la correspondiente banderilla– apoyada en esa puerta y no lo había visto nunca!.

Antigua Casa de Ángel Sierra

Antigua Casa de Ángel Sierra

La antigua Casa de Ángel Sierra está en la plaza de Chueca y data de 1917. La decoración es acorde con la época, restaurada pero conservando la imagen de taberna de principios de siglo.

Precisamente hace una semana, Carlos Osorio publicó en Caminando por Madrid una reseña de esta Taberna y el próximo sábado hará un visita guiada por las tabernas de Madrid. No te lo pierdas.

Y si el vermú no es lo tuyo, puedes probar la Guinness con licor de mora (a falta del típico sirope de black currant británico), que le da un sabor muy especial.

Más sobre el escudo con el dragón en:

Página personal de José Flores Sánchez-Alarcos

Más sobre la Antigua Casa de Ángel Sierra:

Caminando por Madrid, el blog de Carlos Osorio

Tabernas del viejo Madrid por Pedro Rufo.

Guía del Ocio. Artículo de Álvaro López del Moral.

León Siminiani en la Sala Berlanga

28 Feb

Hacía tiempo que seguía desde lejos la programación de la Sala Berlanga, una de las pocas en Madrid que proyecta ese cine que no se puede ver en ninguna otra parte. Cierto que con los actuales medios digitales han aumentado las posibilidades de acceder a muchas obras y poderlas ver en una pantalla en tu casa, pero le falta la magia que le da la sala oscura con la gran “sábana” blanca.

Aunque durante estos tres años no ha sido muy conocida esta sala, ha dado la casualidad que las pocas veces que he conseguido hacer un hueco para acercarme ya no había entradas, por lo que al estar oyendo hablar cada vez más de ella temía no conseguir entrar. Así que ayer estuve muy puntual. Tenía muchísima curiosidad por conocer los cortos de Elías León Siminiani y ¡lo conseguí! Nada más llegar, la primera sorpresa: Presentaba la sesión el gran Ignacio Armada, no puede contar la Sala Berlanga con un cicerón mejor. Siempre es un placer oírle hablar de cine a esa velocidad endiablada y con la pasión que le pone, despertándote las ganas de ver todas esas obras de las que habla y que te has perdido.

Doce años lleva ya el proyecto de SGAE en Corto, con más de mil cortometrajes proyectados en este tiempo, y que no sólo nos da acceso a lo que se está filmando año a año, sino que, como en este caso y a través de su sección  “Clásicos modernos”, nos permite recuperar obras de hace unos años, y así poder ver en perspectiva la labor de Elías León Siminiani, en una magnifica recopilación formada por las cuatro entregas existentes de su Decálogo fílmico, enmarcadas por la obra Zoom y su refutación: Límites: 1ª persona, para acabar con su último corto: El Premio, nominada a los premios Goya y que trata precisamente, y de forma autorreferente, de una de sus entregas.

Si León Siminiani consigue acabar su decálogo con la misma maestría que lo ha empezado, será digno heredero de las tablas de la ley. Describe, en cada uno de los cuatro mandamientos que lo forman, conceptos clave del mundo moderno, desde una perspectiva lejana y aparentemente desapasionada que dice –y critica- mucho más de nuestro mundo que la oposición más encendida.

Armada y Siminiani

Para no perderse:

  • ¡Aun estás a tiempo de ver este Especial Siminiani! Se proyecta de nuevo esta noche a las 21:30 horas.
  • Mapa, el primer largometraje del director.
  • El próximo ciclo de la Sala Berlanga, una joya tras otra: Maestros ocultos, cine de/para/sobre heterodoxos

Retacería

21 Dic

Ya habíamos estado hablando hace tiempo sobre retacería, o las almazuelas riojanas, o el patchwork que es cómo es más común llamarlo en estos tiempos en los que hemos perdido parte de nuestras tradiciones, y con ellas las palabras para nombrarlas. Pero las recuperamos a través de tiempos y países extraños, por lo que nos vienen con las palabras que las designan en esas otras lenguas, cada vez menos extrañas, afortunadamente.

Y es que, al final, todos giramos en una inmensa rueda, en la que volvemos a recuperar lo que perdimos en la vuelta anterior, evolucionado y enriquecido al pasar por otras manos, otras culturas, otras bocas, otras lenguas…

Un buen ejemplo es la vuelta que nos vamos a dar hoy: desde las labores de retacería tradicionales castellanas, las almazuelas de raigambre árabe, casi perdidas en el olvido y recuperadas por la costumbre del quilt americano –que  nos ha llegado a través de la colonización cultural norteamericana (¡Cómo me gusta la película “Donde reside el amor”! que protagoniza Winona Ryder y que en inglés tiene un nombre mucho menos cursi: “How to make an american quilt”, Udon Wool compartió un trailer hace un tiempo)– y de ahí a las Bai Jia Bei, las colchas chinas de los 100 deseos, que han entrado en la cultura occidental a través de las adopciones en China, encontraron terreno abonado con la cultura del quilt y al final nos ha llegado a nosotros en este revival del Handmade que ha ocurrido en los últimos años. Y ya sólo nos queda dar un paso para llegar a esta colcha para Gadea, la hija de Coché, con las telas recogidas por sus brujas madrinas Marta, Inés, Aurora, Nieves, Ana… la mayoría de La Retalera ¡que vienen ya con esa magia especial que ella tiene! Y las hemos cosido con nuestros mejores deseos, nuestra fuerza para protegerla y nuestra energía para alejar los malos rollos. Todo esto lo explicamos en un álbum donde en cada hoja, se fija un retalito de la tela elegida y nuestro mensaje para la recién nacida.

Proceso de confección de la colcha de los cien deseos

La tradición china Han tiene su origen en la “túnica de 100 familias” o Bai Jia Pao, que las madres chinas llevan siglos regalando a sus hijos en su nacimiento o en sus cumpleaños. Normalmente es una chaqueta realizada con los trocitos de tela donados por los portadores de esos buenos deseos (las “cien familias”) y que simbolizan la fuerza de esos donantes que ayudará al recién nacido a protegerse de fantasmas y malos espíritus. La historia se recoge en la novela de Pearl S. Buck Imperial Woman (La Gran Dama, 1956), donde cuenta como la última emperatriz de la dinastía Qing vive esta experiencia: ofrece a su hijo para ser adoptado simbólicamente por las familias más poderosas del imperio, pidiendo a cada una de las 100 familias de más alto rango una pieza de seda, que entregó a sus sastres para que las cortaran en pequeños trozos y confeccionaran con él una túnica para su hijo. Con este símbolo, su hijo pertenecería a todas esas familias y ni los dioses se atreverían a hacerle daño.

Esta costumbre de la dinastía Qing ha inspirado el “One Hundred Good Wishes Quilt” (OHGWQ) nueva tradición –valga el oxímoron– creada a través de las redes sociales de internet –y por tanto con un origen difícil de rastrear–, por lo padres en proceso de adopción de un niño en China, que solicitan retalitos para confeccionar una colcha a su nuevo bebe, como talismán protector y portador de deseos de los donantes. Suelen citar la tradición de la última emperatriz Qing y lo llaman Bai Jia Bei (百家被), nombre sorprendentemente parecido al que usaban con la túnica que mencionábamos antes, por lo que deben ser tradiciones emparentadas, aunque en occidente no es conocida esta especie de chaqueta o túnica.

Las brujas madrina con la colcha de los 100 deseos y los padres

La historia puedes encontrarla mucho mejor contada en el Blog de Marin Hanson, conservadora del Museo y Centro Internacional del Quilt. Tiene una estupenda presentación sobre los OHGWQ en el simposium de la Sociedad Textil de América de septiembre de 2013.

Y para acabar de cerrar el círculo, volvemos a las almazuelas, que aunque no viene en el diccionario de la RAE, podemos leer en la página de Lola Barasoain, experta en almazuelas, la palabra parece derivar de almozala, que era un nombre muy usual en Castilla en el siglo X para designar al cobertor de cama, y que a su vez deriva de la palabra árabe almoçalla la alfombrilla que se usa para orar, entroncando con los usos religiosos de las túnicas de monjes daoistas que pudieron dar origen a los Bai Jia Pao, aunque en Castilla, Navarra, La Rioja y resto de España parece estar mucho más relacionado con la reutilización y el reciclaje, como cuenta en este artículo de Narria. Y a las colchas, Javier de Peque, que de colchas sabe muchísimo, nos cuenta que cuando no había recursos para adquirir mantas de cama, se recurrió a la técnica de la retacería para conseguirlas: “Al arte de unir telas se añadirá el del acolchado con el fin de conseguir prendas de abrigo para la cama, reutilizando telas ya amortizadas para el forro y los sobrantes del cardado de la lana para el relleno.”

Me ha gustado especialmente un artículo de Rogelio Blanco MartínezAlmazuelas o la perennidad del residuo” donde nos cuenta que “la manta del carro para recoger el grano o para conservar la masa del pan mientras fermenta, para proteger el colchón del somier o como alfombra o manta, eran aprovechamientos que, sobre todo, en las zonas rurales se lograban a partir de trapos viejos, de restos de vestimentas en desuso, de residuos textiles.

Durante las veladas o filandones, al olor de castañas asadas y a la luz de un aguzo, las mujeres en las noches invernales cortaban tiras de tela que recogían en ovillos. Estos se entregaban a las retaleras, artesanas expertas, para que confeccionaran mantas u otras prendas necesarias. Era un modo de dar continuidad a las prendas que nos acompañan, especialmente de las vestimentas que protegieron los cuerpos de la intemperie.

(…) La almazuela, patchwork o retacería un modo de unir pequeños trozos de tela y de acolchar se practica desde tiempos remotos, por ejemplo en el antiguo Egipto. Se trata de “coser roto con roto”, como dirían nuestras abuelas. En España recibe diversos nombres según la región; a la vez que se puede afirmar que es en La Rioja, La Alpujarra, Navarra y León las zonas donde más talleres existen en la actualidad. Quizá la razón antropo-etnográfica es que se trata de áreas geográficas montañosas con historia de aislamiento y necesidad. La necesidad de aprovechar la escasez de recursos y de acolchar para defenderse del frío. Y el efecto resultante es una alegría visual artístico-artesanal para el espectador, una explosión relajante de colores y un ejemplo de aprovechamiento. La almazuela, sea como arte o artesanía, por necesidad, ahorro o pasatiempo, es una manera de dignificar y hacer perenne las prendas textiles que usamos y descienden a residuo.”

Desnudos en el Ateneo

16 Dic

Hace unas semanas, mientras estudiaba en el Ateneo, me llevé una grata sorpresa: un antiguo compañero de trabajo, Javier A. Astarloa iba a exponer en el Espacio Prado del Ateneo desde el día 1 de diciembre hasta ayer (si, debería haber hablado de esto antes, pero habrá más exposiciones suyas, ¡seguro!).

Y la sorpresa fue mayúscula cuando me acerqué a ver sus dibujos: figuras femeninas obtenidas de modelos al natural con un trazo muy simple y limpio, casi todos negros, alguno azul o violeta, donde destaca la tremenda naturalidad con la que el dibujo refleja las posturas. Posiciones y ángulos distintos en cada uno de los dibujos, más de 50, donde la aparente comodidad con la que el fino rotulador ha trazado el contorno de la silueta se nota en la suavidad con la que nuestros ojos se pueden deslizar sobre ellas, disfrutando la armonía de su abandono.

Javier ha estado francamente prolífico estos últimos tiempos, y no solo tiene una gran cantidad de obra, sino que también ha estado muy activo mostrándola: el Centro cívico y cooperante Margarita Burón de Alcorcón, en el Centro cultural Lucero de La Latina y en la Sala de exposiciones La Paloma.

cartel_astarloa_ateneo

La página web de Javier A. Astarloa:

http://javierastarloa.com/

La exposición del Ateneo:

http://www.ateneodemadrid.com/index.php/esl/Agenda/Exposiciones/Exposicion-de-Javier-A.-Astarloa

Una pequeña muestra de sus dibujos:

http://www.ateneodemadrid.com/index.php/esl/Agenda/Exposiciones/Exposicion-de-Javier-A.-Astarloa/Javier-A.-Astarloa

Lo que no hay en Madrid

24 Sep
Tarta de Modoñedo.

Tarta de Modoñedo. Recien traída de La Alianza, en Modoñedo.

El pasado día 13 fue mi cumpleaños. Enclaustrada con las oposiciones, imposible celebrarlo. Pero es muy triste no hacer ni siquiera una celebración pequeñita. Así que decidí regalarme la tarta que me tiene obsesionada desde que tuve noticia de ella: ¡una tarta de Mondoñedo! Sobre su origen, he de reconocer que me gusta más la versión de que es una receta que se cocina desde la edad media, a la de que la inventó O Rei das Tartas, pero lo que es cierto es que debemos a este último su popularización y que haya podido llegar hasta mis oídos –o mi pantalla–. Fuera quien fuera su inventor, lo que está claro es que estaba pensando en mí: ¡fruta confitada! Y exactamente las que más me gustan: cerezas e higos. Por no hablar de hojaldre, ¡cabello de ángel! Y esa especie de mazapán bajo la cubierta…

La verdad es que hasta ahora, siempre he podido encontrar en Madrid la especialidad de repostería de cualquier rincón de España que se me ha ocurrido buscar. Pero no ha ocurrido así con esta tarta, no he encontrado ningún sitio donde hicieran ni siquiera una parecida (quizá no he buscado lo suficiente). Así que en Madrid, no hay ni playa ni tarta de Mondoñedo. ¡Qué mala pata! Precisamente estas dos cosas son las que tienen que faltar.

¡Y he aquí la tarta! Me la han enviado desde la pastelería de La Alianza, desde el mísmisimo Modoñedo, en Lugo.

Si queréis saber más sobre la Tarta de Mondoñedo, aquí tenéis un artículo muy majo, que recoge incluso la descripción que de ella hace Álvaro Cunqueiro: “Un dulce formado por tres capas que son tres países de diferente sabor, y que se ayudan, y el todo es un dulce barroco, aunque se sospeche por la forma y por el adorno, que puede proceder de los días románicos”.

Podéis encontrar más información en la página de Los Amigos de Mondoñedo, donde incluso han publicado una ruta de la tarta mindoniense.

Tabuco en el Patio de Martín de los Heros

25 May

Ya había hablado antes, hace un año, del grupo Tabuco y hoy lo hago de nuevo ¡porque vuelve a exponer!

Esta vez ha sido en el Patio de Martín de los Heros y Lola Muñoz tuvo la amabilidad de invitarme de nuevo a la inauguración, el pasado 20 de mayo. La exposición durará hasta el 1 de junio.

Imagen

Tabuco es una palabra de origen árabe (ṭābiq, subterráneo) y que, según la RAE, significa aposento pequeño o habitación estrecha. Así de pequeño debía ser el taller de Iván Araujo donde se encontraron este grupo de grabadores y de ahí tomaron el nombre, hará algo más de cuatro años. Está compuesto por: Ángel Cajal, Ángeles Conde, Carmen Santacatalina, Belén Roldán, Lola Muñoz, Marisa Pascual Langle y Pedro Esponda.

Si quieres conocer a los demás miembros de este grupo, aquí puedes verlos a todos, durante una exposición en la Boca del Lobo en el 2012.

Imagen

En cuanto al Patio de Martín de los Heros, es un proyecto cultural que pretende ser un lugar de encuentro a las más diversas manifestaciones artísticas y sociales. Situado en el número 15 de la céntrica calle de Martín de los Heros, muy cerca de los cines Golem y Renoir, consta de dos claros espacios, separado por el patio interior que le da nombre. Puedes seguir su actividad en su página de Facebook donde podrás comprobar que ha dado cobijo a las más diferentes y originales performances.

Mimosas en Kiki Market

23 May

Conocimos Kiki Market en la reunión que organizó Alejandra, de YoMeMimo, ese fantástico blog que te enseña a cuidarte, a motivarte, a perseguir tus sueños. Y pasamos un rato tremendamente motivador y fructifero en la cava que hay bajo la tienda de Kiki Market, en el número 21 de la Cava Alta.

Imagen

Esta tienda, que recuerda un antiguo colmado y donde puedes comprar disfrutando de un estado de ánimo más “orgánico”, vende productos ecológicos muy ricos, y una buena oportunidad para conocerla es acercarte mañana sábado 24 de mayo, de 12:00 a 14:00 a la degustación de su pan, que llega cada mañana, amasado a mano y recién horneado por “Madre hizo pan”, que nos descubrirán sus secretos.

Imagen

Puedes leer una entretenida crónica de la reunión de YoMeMimo aquí.

 

La mano del extranjero

Blog sobre ficciones del cine, la literatura y el cómic

Cuentos para Algernon

Relatos de ciencia ficción, fantasía y terror traducidos al español. Premio Ignotus 2014 Mejor sitio web

Nosoloaytos

Blog oficial de Víctor Almonacid

Administraciones en red

Conversaciones para poner las administraciones públicas en red

SCRIPTORIUM

Alex Sebastián

MuskOX

Stitch your pain away

Camino del norte

Un viaje de conocimiento a Fisterra

pelotondefusilamiento

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

old | Sin Distancia 2016

old | UNED, Blog de los Cursos de Verano 2016

Susana Vallejo

Mamá y friki

La Zamarra de Gustavo

¡Oh ciudad de los gitanos! ¿Quién te vio y no te recuerda? Ciudad de dolor y almizcle, con las torres de canela. (F. G. Lorca)

Las islas sin nombre

Bitácora personal de León Arsenal (hasta junio de 2018)

Miss:Souri --- Creative Curating & Inspiral Knitting

Todo lo que me gusta y algunas cosas que me dan pereza

Castles in Spain / Castillos en el aire

Antología bilingüe con los relatos más emblemáticos del género fantástico español

Ginger y Tulula

Eres diver y eres chula

gingerytulula.wordpress.com/

Eres diver y eres chula, con Ginger y Tulula

LOLAHN

Accesorios y complementos hechos en España, en nuestro propio taller. Bolsos, mochilas y sombreros.