Archivo | Cuentos RSS feed for this section

Dragones en La Central

29 Nov

El pasado martes, en La Central de Callao, Ana Griott nos trajo dragones.

Nos los trajo desde la Bibliotheque Municipale Teba Diatta, (Oussouye, Casamance) de Senegal, metidos en un libro muy especial: “El Dragón que se tragó el sol” y envuelto en los cuentos en que se convierten siempre las presentaciones de Ana.

ana_griot-02

En el verano de 2013 Nacho estuvo en la librería Rafael Alberti de Madrid escuchando a Ana Griott presentando el proyecto en el que se había embarcado, recogiendo libros en francés y recaudando fondos para la biblioteca, y ahora cierro el círculo oyéndole cómo le ha ido en estos dos años y medio.

¿Qué ha ocurrido durante este tiempo? Durante el siguiente verano pidieron a los niños de 9 años que trajeran escritos cuentos de su tradición oral, pero lamentablemente no sirvió aquella recogida: los niños no saben escribir en su lengua natal, el diola, sólo lo saben hacer en francés. Así que copiaron historias de los clásicos franceses que les enseñan cuando aprenden a escribir.

Para conseguir recoger los cuentos de la tradición oral, el año siguiente  grabaron a los niños contando sus historias en diola y lo fueron traduciendo desde los distintos dialectos al francés, del francés al español.

ana_griot-06

Pero en realidad no se cuentan cuentos a los niños, los adultos se repiten  sus historias, adaptando a sus tiempos las que oyeron de sus mayores, y los niños no siempre las entienden del todo. Las oyen a hurtadillas, de refilón, mientras juegan, y las interpretan a su manera. Esos son los cuentos que se recogen en este libro, adaptados por Ana Griott para unificar distintas versiones o dar coherencia a las referencias que se nos escapan.

ana_griot-07

Durante el verano, llegan las lluvias  y el trabajo en el arrozal, llevándose a los niños porque no tienen donde dejarlos, con el riesgo de la malaria y las fiebres. En la biblioteca aprovechan para trabajar con esos niños, alejándolos de los arrozales y alfabetizándolos. No se trata de acercarnos desde la prepotencia de Europa para llevarles nuestra cultura, sino de hacer visible la suya. Así han realizado un documental y, con Daniel Trapero, un corto de animación, fruto de los talleres de ilustración que hicieron con los niños durante el verano, creando personajes modulares y articulados. Somos los primeros en ver el corto de animación “pourquoi cours-tu?” ¡Con una moraleja que me ha encantado! No os la cuento, tendréis que verlo.

ana_griot-04

¡Y así acabaron estas historias y dragones dentro del libro que va a ser para Jorge! ¡Que sé  que le gustan!

ana_griot-08

Retacería

21 Dic

Ya habíamos estado hablando hace tiempo sobre retacería, o las almazuelas riojanas, o el patchwork que es cómo es más común llamarlo en estos tiempos en los que hemos perdido parte de nuestras tradiciones, y con ellas las palabras para nombrarlas. Pero las recuperamos a través de tiempos y países extraños, por lo que nos vienen con las palabras que las designan en esas otras lenguas, cada vez menos extrañas, afortunadamente.

Y es que, al final, todos giramos en una inmensa rueda, en la que volvemos a recuperar lo que perdimos en la vuelta anterior, evolucionado y enriquecido al pasar por otras manos, otras culturas, otras bocas, otras lenguas…

Un buen ejemplo es la vuelta que nos vamos a dar hoy: desde las labores de retacería tradicionales castellanas, las almazuelas de raigambre árabe, casi perdidas en el olvido y recuperadas por la costumbre del quilt americano –que  nos ha llegado a través de la colonización cultural norteamericana (¡Cómo me gusta la película “Donde reside el amor”! que protagoniza Winona Ryder y que en inglés tiene un nombre mucho menos cursi: “How to make an american quilt”, Udon Wool compartió un trailer hace un tiempo)– y de ahí a las Bai Jia Bei, las colchas chinas de los 100 deseos, que han entrado en la cultura occidental a través de las adopciones en China, encontraron terreno abonado con la cultura del quilt y al final nos ha llegado a nosotros en este revival del Handmade que ha ocurrido en los últimos años. Y ya sólo nos queda dar un paso para llegar a esta colcha para Gadea, la hija de Coché, con las telas recogidas por sus brujas madrinas Marta, Inés, Aurora, Nieves, Ana… la mayoría de La Retalera ¡que vienen ya con esa magia especial que ella tiene! Y las hemos cosido con nuestros mejores deseos, nuestra fuerza para protegerla y nuestra energía para alejar los malos rollos. Todo esto lo explicamos en un álbum donde en cada hoja, se fija un retalito de la tela elegida y nuestro mensaje para la recién nacida.

Proceso de confección de la colcha de los cien deseos

La tradición china Han tiene su origen en la “túnica de 100 familias” o Bai Jia Pao, que las madres chinas llevan siglos regalando a sus hijos en su nacimiento o en sus cumpleaños. Normalmente es una chaqueta realizada con los trocitos de tela donados por los portadores de esos buenos deseos (las “cien familias”) y que simbolizan la fuerza de esos donantes que ayudará al recién nacido a protegerse de fantasmas y malos espíritus. La historia se recoge en la novela de Pearl S. Buck Imperial Woman (La Gran Dama, 1956), donde cuenta como la última emperatriz de la dinastía Qing vive esta experiencia: ofrece a su hijo para ser adoptado simbólicamente por las familias más poderosas del imperio, pidiendo a cada una de las 100 familias de más alto rango una pieza de seda, que entregó a sus sastres para que las cortaran en pequeños trozos y confeccionaran con él una túnica para su hijo. Con este símbolo, su hijo pertenecería a todas esas familias y ni los dioses se atreverían a hacerle daño.

Esta costumbre de la dinastía Qing ha inspirado el “One Hundred Good Wishes Quilt” (OHGWQ) nueva tradición –valga el oxímoron– creada a través de las redes sociales de internet –y por tanto con un origen difícil de rastrear–, por lo padres en proceso de adopción de un niño en China, que solicitan retalitos para confeccionar una colcha a su nuevo bebe, como talismán protector y portador de deseos de los donantes. Suelen citar la tradición de la última emperatriz Qing y lo llaman Bai Jia Bei (百家被), nombre sorprendentemente parecido al que usaban con la túnica que mencionábamos antes, por lo que deben ser tradiciones emparentadas, aunque en occidente no es conocida esta especie de chaqueta o túnica.

Las brujas madrina con la colcha de los 100 deseos y los padres

La historia puedes encontrarla mucho mejor contada en el Blog de Marin Hanson, conservadora del Museo y Centro Internacional del Quilt. Tiene una estupenda presentación sobre los OHGWQ en el simposium de la Sociedad Textil de América de septiembre de 2013.

Y para acabar de cerrar el círculo, volvemos a las almazuelas, que aunque no viene en el diccionario de la RAE, podemos leer en la página de Lola Barasoain, experta en almazuelas, la palabra parece derivar de almozala, que era un nombre muy usual en Castilla en el siglo X para designar al cobertor de cama, y que a su vez deriva de la palabra árabe almoçalla la alfombrilla que se usa para orar, entroncando con los usos religiosos de las túnicas de monjes daoistas que pudieron dar origen a los Bai Jia Pao, aunque en Castilla, Navarra, La Rioja y resto de España parece estar mucho más relacionado con la reutilización y el reciclaje, como cuenta en este artículo de Narria. Y a las colchas, Javier de Peque, que de colchas sabe muchísimo, nos cuenta que cuando no había recursos para adquirir mantas de cama, se recurrió a la técnica de la retacería para conseguirlas: “Al arte de unir telas se añadirá el del acolchado con el fin de conseguir prendas de abrigo para la cama, reutilizando telas ya amortizadas para el forro y los sobrantes del cardado de la lana para el relleno.”

Me ha gustado especialmente un artículo de Rogelio Blanco MartínezAlmazuelas o la perennidad del residuo” donde nos cuenta que “la manta del carro para recoger el grano o para conservar la masa del pan mientras fermenta, para proteger el colchón del somier o como alfombra o manta, eran aprovechamientos que, sobre todo, en las zonas rurales se lograban a partir de trapos viejos, de restos de vestimentas en desuso, de residuos textiles.

Durante las veladas o filandones, al olor de castañas asadas y a la luz de un aguzo, las mujeres en las noches invernales cortaban tiras de tela que recogían en ovillos. Estos se entregaban a las retaleras, artesanas expertas, para que confeccionaran mantas u otras prendas necesarias. Era un modo de dar continuidad a las prendas que nos acompañan, especialmente de las vestimentas que protegieron los cuerpos de la intemperie.

(…) La almazuela, patchwork o retacería un modo de unir pequeños trozos de tela y de acolchar se practica desde tiempos remotos, por ejemplo en el antiguo Egipto. Se trata de “coser roto con roto”, como dirían nuestras abuelas. En España recibe diversos nombres según la región; a la vez que se puede afirmar que es en La Rioja, La Alpujarra, Navarra y León las zonas donde más talleres existen en la actualidad. Quizá la razón antropo-etnográfica es que se trata de áreas geográficas montañosas con historia de aislamiento y necesidad. La necesidad de aprovechar la escasez de recursos y de acolchar para defenderse del frío. Y el efecto resultante es una alegría visual artístico-artesanal para el espectador, una explosión relajante de colores y un ejemplo de aprovechamiento. La almazuela, sea como arte o artesanía, por necesidad, ahorro o pasatiempo, es una manera de dignificar y hacer perenne las prendas textiles que usamos y descienden a residuo.”

Ana Griott

9 Mar

Ayer, día de la mujer trabajadora, estuvo Ana Griott en el Ateneo, en la Cacharrería, contándonos sus cuentos, acompañada por la guitarra de José Luis Montón. Me encanta escucharla contar, en su voz oyes las voces de generaciones de contadoras transmitiendo esa sabiduría popular que, en el caso de Ana no es sólo la de una familia o un lugar concreto, sino que ha recogido tradiciones de todo el mundo y las ha hecho suyas, tejiéndolas con habilidad. Pero entre la trama de esa urdimbre puedes encontrar muchos otros hilos, si escuchas con atención también oyes a la investigadora, a la experta en tradiciones y en perseguir las historias a través de los siglos y las civilizaciones.

Imagen

En esta ocasión, hemos sufrido y reído con mujeres que se tienen que vestir de hombres, o que quitarse la piel, o vestirse pieles de lobas… Hemos vivido historias con los inui entre la nieve del polo, con los hopi en América, hemos aprendido cómo se cuentan cuentos en Palestina y, mi preferida, hemos sabido de la tradición del filandón leonés que tiene su origen en las mujeres que hilaban y contaban por las noches.

Imagen

Adoro los cuentos, fui una hija, nieta, sobrina única, a la que todos los adultos le contaban cuentos. Los más fantásticos eran los de mi madre, que hoy hubiera cumplido 86 años. También se llamaba Ana.

Imagen

Puedes seguir a Ana Griott en Facebook y en su blog.

Nosoloaytos

Blog oficial de Víctor Almonacid

Administraciones en red

Conversaciones para poner las administraciones públicas en red

SCRIPTORIUM

Alex Sebastián

MuskOX

Stitch your pain away

Camino del norte

Un viaje de conocimiento a Fisterra

pelotondefusilamiento

4 out of 5 dentists recommend this WordPress.com site

Sin Distancia 2016

UNED, Blog de los Cursos de Verano 2016

Susana Vallejo

Mamá y friki

La Zamarra de Gustavo

¡Oh ciudad de los gitanos! ¿Quién te vio y no te recuerda? Ciudad de dolor y almizcle, con las torres de canela. (F. G. Lorca)

Las islas sin nombre

Bitácora personal de León Arsenal

Miss:Souri --- Creative Curating & Inspiral Knitting

Todo lo que me gusta y algunas cosas que me dan pereza

Castles in Spain / Castillos en el aire

Antología bilingüe con los relatos más emblemáticos del género fantástico español

Ginger y Tulula

Eres diver y eres chula

gingerytulula.wordpress.com/

Eres diver y eres chula, con Ginger y Tulula

LOLAHN HANDMADE

Marca española de accesorios y complementos. Bolsos, mochilas y sombreros de calidad hechos a mano en España.

Las sombras peregrinas

Un blog de Ramon J. Munoz en torno a la novela histórica, la narrativa fantástica y la vida en general

En ocasiones veo sombras... de MAC

Paseando por Madrid encuentras tesoros (¡y dragones!)

laletrab

Artista en busca de obra

VerDeVerdad

Nueva Conciencia, Psicoterapia, Espiritualidad y Terapias Alternativas